Cualidades de un/a locutor/a exitosa


En nuestra publicación anterior hablabamos de los requisitos necesarios para ser un/a locutor/a exitoso/a, sin embargo mas que dichos elementos, nos encontramos con otras cualidades que pueden llevarte a conquistar tu sueño...
ARTE: El locutor es un artista, no un obrero. El locutor exitoso transmite más emociones y sentimientos que palabras. Se requiere inspiración, creatividad, sensibilidad.

VOCACION: El mejor trabajo es aquel que harías aunque no te pagaran. Para alcanzar el éxito debes amar lo que haces, apasionarte. No se puede ser exitoso en algo que se hace por obligación o solo por un salario. La palabra vocación viene del latín “vocare” que significa llamar, en otras palabras es tu “llamado”. ¿Si no tuvieras necesidad de trabajar… serias locutor? Si la respuesta es sí, estas en la profesión correcta.

ACTITUD: Es creer que sucederán cosas buenas, que todo saldrá bien. Nunca estarás en la cima si no te crees capaz de llegar. Cuando a Bill Gates le advirtieron que dividirían su imperio informático Microsoft en varias empresas para evitar prácticas monopólicas, el respondió que la dividieran en todas las partes que quisieran y que le dejaran la más pequeña, la tomaría y la volvería a convertir en la empresa más poderosa.

CULTURA: No hay nada peor que un locutor ignorante al aire, debes tener “mucho mundo” para tener buena conversación. Hay que leer, viajar, enterarse, conocer otras formas de pensar y ver la vida. Cuando hablas, tu personalidad se vierte al exterior.

MANEJO DEL NO: Cada vez que te dicen que no, en realidad te están dando una oportunidad para superarte. Barbara Walters, una de las presentadoras más importante de la televisión estadounidense, agradeció públicamente a un productor que en sus inicios le dijo que “No servía para la televisión”. Cuando Vincent Van Gogh, uno de los más grandes pintores de la historia, entro a un concurso de pintura los jueces le dijeron “Dedíquese a otra cosa”. El único fracaso es no intentar nada. Cree mucho en ti mismo, hasta que a los demás no les quede de otra más que creer en ti también.

EL MOTOR EMOCIONAL: Es esa fuerza que impulsa al locutor a abrir un micrófono y hablarle al mundo. Entre más carga emocional, más necesidad de liberarla. Muchos locutores en su infancia o adolescencia fueron tímidos, inseguros, poco populares, hasta cierto punto antisociales y con poca suerte con el sexo opuesto. La necesidad de expresarse, de llamar la atención, de buscar aceptación o reafirmar seguridad, crea poderosos motores emocionales. La energía que muchos locutores impregnan al micrófono viene muchas veces de fuertes vivencias personales.

PERSEVERANCIA: El que persevera alcanza. Thomas Alba Edison llevaba dos mil intentos fallidos para encontrar un filamento para la lámpara incandescente, su asistente le dijo que era un fracaso y le aconsejo que se rindiera, Edison le contesto que en realidad era un éxito, ya que ahora conocía dos mil formas de cómo “no se hace” y que estaba contento porque estaba más cerca de lograrlo. “La victoria pertenece al más perseverante” decía Napoleón. Si te caes siete veces, levántate ocho.

VISUALIZACION: Para poder llegar a ser un locutor exitoso, primero debes creer que puedes llegar a serlo. Si no puedes instalar ese pensamiento y esa imagen en tu mente, nunca se manifestara en tu realidad. Decía Henry Ford “Si crees que puedes estas en lo correcto, si crees que no puedes, también estas en lo correcto”. Para los metafísicos, el éxito viene del interior, no de afuera.

PERMANENCIA: Bien se dice que “Lo importante no es llegar, sino mantenerse. Un locutor exitoso no puede vivir de glorias pasadas, siempre debe estar pensando que va a hacer la próxima vez que abra el micrófono, sus escuchas no esperan menos de lo que ya ha ofrecido. Un locutor exitoso siempre prepara su programa, procura aprender y se reinventa a sí mismo.

“Cree mucho en ti mismo, hasta que a los demás no les quede de otra más que creer en ti también”

1 comentario:

  1. Mil graciass me sirvio de mucho este material ya que estoy aprendiendo a hablar en el microfono en una radio.

    ResponderEliminar